¿Cómo funciona la garantía legal de los productos?

En ciertas épocas del año las compras en el comercio se disparan, junto con las vulneraciones a los derechos de los consumidores. En SLS profundizamos en una parte lo dispuesto en la Ley de Protección al Consumidor: la garantía legal de los bienes. En una publicación futura nos referiremos a la garantía legal en el caso de los servicios.

¿Qué es el derecho de garantía legal?

El derecho de garantía legal es el derecho que tiene consumidor de exigir al proveedor de un bien alguna de las siguientes acciones según su preferencia:

  • La reparación gratuita del bien defectuoso.
  • El cambio del bien por otro, previa devolución del bien defectuoso.
  • La devolución total del dinero pagado por el bien en cuestión.

Este derecho a garantía aplica bajo ciertas condiciones, generalmente cuando un producto tiene fallas en su calidad o es incapaz de cumplir con su uso o fin. Los defectos cubiertos por la garantía legal son:

  • Bien incapaz de satisfacer su fin propio: por ejemplo, una aspiradora que no aspira o un hervidor que no calienta.
  • Bien incapaz de satisfacer un fin dado por una norma: algunos bienes son regidos por normativas y el producto se considerará defectuoso si no cumple con ella. Por ejemplo, la calidad de una vivienda está fijada por una normativa.
  • Bien no cumple un fin destacado por el proveedor: por ejemplo, un teléfono que es publicitado como resistente al agua, pero no lo es.

El detalle de los casos en que tiene aplicación el derecho de garantía legal, se encuentra dispuesto en artículo 20 de la Ley 19.496 de Protección al Consumidor. Próximamente publicaremos un artículo detallando el caso de productos que no cumplen con la publicidad del proveedor.

¿La garantía legal es la misma para todos los bienes?

No, algunos bienes y servicios están cubiertas por normativas especiales. Esto significa que los plazos y los mecanismos para ejercer la garantía pueden no ser los mismos que en el caso general.

Bienes y servicios que tienen normativa específica son, entre otros: alimentos, medicamentos, servicios básicos, bancos e instituciones financieras, seguros, cajas de compensación, vivienda.

¿Ante quién se debe ejercer el derecho de garantía legal?

Por regla general, este derecho debe ser ejercido ante el mismo vendedor que proporcionó el bien o servicio al consumidor. Sin embargo, al optar por la reparación del bien el consumidor podrá dirigirse al vendedor y/o al fabricante o importador, de forma indistinta o conjunta.

En caso de que el vendedor deje de operar (cierre de empresa, término de giro u otro similar), el consumidor podrá exigir la reparación o sustitución del bien directamente al fabricante o importador. La devolución del dinero sólo podrá hacerse ante el proveedor.

La garantía deberá ser entregada en condiciones igualmente cómodas para el consumidor de aquellas que se le ofrecieron al momento de producirse la venta, salvo que el cliente esté de acuerdo con ello.

¿Cúal es el plazo para ejercer el derecho de garantía legal?

La ley dispone de un plazo de 3 meses para el ejercicio de este derecho, salvo que se trate de productos perecibles o que por su naturaleza estén destinados a un consumo en plazo breve. En esos casos, los consumidores podrán ejercer el derecho de garantía legal en el plazo impreso en el producto o envoltorio, o en su defecto, por un plazo máximo de 7 días.

Al solicitar la reparación del producto y hacer uso del derecho de garantía, se suspenderán los plazos señalados durante todo el tiempo que permanezca el producto en reparación. Esto significa que si el bien no es reparado en las condiciones y términos esperados por el consumidor, éste aún podrá ejercer las otras opciones que contempla el derecho de garantía legal.

¿Qué es la garantía voluntaria?

La garantía voluntaria es aquella garantía ofrecida por el proveedor, y aceptada por el consumidor, que ofrece condiciones distintas al derecho de garantía legal. Es importante señalar que la garantía legal tiene un carácter irrenunciable, por lo que la garantía voluntaria no puede en ningún caso ser menos favorable para el consumidor que la garantía legal. De ser así, el proveedor está incurriendo en una infracción.  

¿Cuándo puede no aplicar la garantía legal?

En caso de que el deterioro en la calidad del bien o producto sea atribuible al consumidor, el proveedor podrá eximirse del cumplimiento de las acciones señaladas en apartado anterior. Por ejemplo, si la aspiradora no aspira porque el comprador rompió una pieza al forzarla de forma inapropiada, el proveedor puede no cubrir el desperfecto con la garantía legal.

En este apartado hay que ser cauto, pues este es un recurso muy usado por los proveedores infractores para no cumplir con la garantía legal.

Si necesitas ayuda con este tema, envíanos un correo a [email protected] y te ayudamos a resolverlo. Síguenos en Facebook o suscríbete a nuestro boletín mensual para no perderte nuestras próximas publicaciones. 

¡No te pierdas nuestros próximos artículos!

Suscríbete a nuestro blog y recibe una vez al mes nuestras últimas
publicaciones sobre derecho laboral, educacional, de familia y penal.
Prometemos no enviar spam! 😉

10 Compartir
Compartir10
Twittear
+1
Compartir