¿Qué hacer si se me imparte una instrucción ilegal como funcionario(a) público(a)?

letrero prohibido

Es bastante común en los servicios públicos que las jefaturas impartan a sus funcionarios(as) instrucciones que son abiertamente ilegales e irregulares, sobre todo en periodos de cambio de gobierno donde se producen una serie de reordenamientos orgánicos, administrativos y estructurales de dudosa legalidad. En este artículo te contamos qué dice la ley al respecto y qué medidas puedes tomar para protegerte en caso de que recibas instrucciones ilegales de tu jefatura.

¿Qué dice la ley sobre las instrucciones ilegales a un funcionario o funcionaria?

El artículo 61 del Estatuto Administrativo (sobre las obligaciones funcionarias), en su letra f), establece como deber de todo funcionario el “obedecer las órdenes impartidas por el/la superior jerárquico”. En caso de irregularidades, al ser investigadas y sancionadas, la cadena se corta siempre por el “eslabón más bajo”, siendo finalmente las y los funcionarios que ejecutaron la orden los(as) más perjudicados(as) al ser sancionados(as) por “incumplimiento del artículo 61 del Estatuto Administrativo”.

¿Qué puedo hacer para evitar una sanción en caso de instrucciones ilegales?

El mismo Estatuto Administrativo en su artículo 62 crea un mecanismo de protección ante estas situaciones: “En el caso a que se refiere la letra f) del artículo anterior, si el funcionario estimare ilegal una orden deberá representarla por escrito, y si el superior la reitera en igual forma, aquél deberá cumplirla, quedando exento de toda responsabilidad, la cual recaerá por entero en el superior que hubiere insistido en la orden. Tanto el funcionario que representare la orden, como el superior que la reiterare, enviarán copia de las comunicaciones mencionadas a la jefatura superior correspondiente, dentro de los cinco días siguientes contados desde la fecha de la última de estas comunicaciones”.

En palabras simples, si tu jefatura imparte una instrucción que consideras ilegal, debes plantear por escrito tu disconformidad, expresando claramente que consideras que dicha orden no se ajusta a derecho.

Sin embargo, sabemos que este mecanismo de protección es bastante ingenuo con la realidad. Muchas veces, el superior jerárquico de tu jefe es amigo(a) de éste,  o da temor representar una orden como ilegal si tu situación es a contrata u otras situaciones que en la práctica hacen imposible aplicar este mecanismo. Por ello te recomendamos tener en cuenta lo siguiente:

  • Siempre deja por escrito todas las instrucciones que te imparta. En general este tipo de instrucciones (ilegales) se dan oralmente. De ser así, “acusa recibo” de la instrucción por correo electrónico a tu jefatura para que quede registro de ello. Esto será útil en la defensa de eventuales sumarios administrativos o investigaciones sumarias.
  • Manifiesta en el correo que la instrucción no se ajusta a derecho. Recomiendo que esto se haga de la forma más neutral y bien intencionada posible, simplemente mostrando que según la norma x, esto sería ilegal. De esta forma, evitas roces con la jefatura y, en caso de que igualmente “te corten” por hacerlo, será ya responsabilidad de tu jefatura dar explicaciones a Contraloría General de la República cuando reclames por falta de fundamentación de tu desvinculación.
  • Apoyate en tu asociación de funcionarios(as). Estas situaciones de irregularidad en general son contextos complejos y estructurales donde las normas poco pueden hacer para ayudar a resolver los constantes problemas e irregularidades que existen. Ahí el trabajo gremial es fundamental para negociar cambios de funciones, de lugar de trabajo o modificaciones normativas a la deficiente estructura orgánica que produce estas irregularidades. Siempre es más eficiente hacer presión colectiva que hacerla uno(a) mismo(a).

¿Necesitas ayuda?

Llena el formulario más abajo o envíanos un correo a [email protected] para ayudarte a resolver tu problema.

Déjanos tu teléfono y te llamamos sin costo para revisar tu caso.
Cuéntanos tu caso de forma clara para así poder derivarlo a uno de nuestros abogados especialistas.

Recuerda seguirnos en Facebook o suscribirte a nuestro boletín mensual para no perderte nuestras próximas publicaciones.

¡No te pierdas nuestros próximos artículos!

Suscríbete a nuestro blog y recibe una vez al mes nuestras últimas
publicaciones sobre derecho laboral, educacional, de familia y penal.
Prometemos no enviar spam! 😉

33 Compartir
Compartir33
Twittear
Compartir