¿Qué es el autodespido o despido indirecto y cómo funciona?

 

autodespido o despido indirecto
Young woman in pink shirt working

El autodespido o despido indirecto es una institución jurídica que permite al trabajador poner fin al contrato de trabajo de manera unilateral, cuando sea el empleador quien incurra en falta o imcumplimiento, pero manteniendo las indemnizaciones legales del trabajador. Es un símil al despido disciplinario que puede ejercer el empleador contra el trabajador cuando este último incurre en una falta.

A continuación te contamos cuáles son los requisitos para el autodespido, las causales o faltas que se incluyen y los beneficios que este recurso legal entrega al trabajador.

¿Cuáles son los requisitos del “autodespido”?

El autodespido o despido indirecto requiere que se cumplan una serie de requisitos a fin de probar que el empleador ha incurrido en una falta al contrato:

  1. El empleador debe haber incurrido en algunas de las faltas mencionadas en la casuales legales.
  2. El trabajador debe redactar al empleador una carta de autodespido, que contenga, al menos:
    1. Mencionar que se da por terminado el contrato de trabajo por razón del autodespido.
    2. Invocar correcta e inequívocamente una de las causales legales (aquella que haya cometido el empleador).
    3. Deben describirse con precisión y claridad los hechos que configuran la causal.
  3. Debe enviar esta carta por carta certificada, al domicilio del empleador.
  4. Debe acompañar una copia de la carta a la Inspección del Trabajo competente.
  5. Dentro de los 60 días hábiles siguientes al envío de la carta debe demandar ante el Juzgado del Trabajo competente, acompañando la carta de autodespido, para que se apruebe el autodespido y se ordene el pago de las indemnizaciones asociadas. Esta gestión requiere patrocinio de abogado.

¿Cuáles son las causales permitidas para el autodespido?

Para que sea válido el autodespido o despido indirecto, el empleador debe haber incurrido, de forma comprobable, en alguna de las conductas graves que a continuación se señalan:

  1. Falta de probidad del empleador en el desempeño de sus funciones. Tales como adulterar los registros laborales, sustraer bienes de los trabajadores o pagar remuneraciones de manera informal fraudulentamente.
  2. Conductas de acoso sexual.
  3. Vías de hecho ejercidas por el empleador en contra del trabajador o de cualquier trabajador que se desempeñe en la misma empresa. Por vías de hecho se entienden las agresiones físicas de todo tipo, que NO lleguen a ser tan graves como un delito de lesiones.
  4. Injurias proferidas por el empleador al trabajador.
  5. Conducta inmoral del empleador que afecte a la empresa donde se desempeña.
  6. Conductas de acoso laboral.
  7. Actos, omisiones o imprudencias temerarias que afecten a la seguridad o al funcionamiento del establecimiento, a la seguridad o a la actividad de los trabajadores, o a la salud de éstos.
  8. Incumplimiento grave de las obligaciones que impone el contrato de trabajo. Tales como: no pago de cotizaciones, pago atrasado de cotizaciones, no pago de remuneraciones, pago atrasado, no pago de otras prestaciones establecidas en el contrato, no asignación a la función establecida en el contrato, incumplimientos sobre las condiciones de trabajo, por ejemplo.

¿Cuáles son los beneficios que tiene el autodespido?

Si el juez llegase a aprobar el autodespido, empleador deberá pagarle al trabajador:

  1. Indemnización sustitutiva de aviso previo (un mes de remuneración).
  2. Indemnización por años de servicios (un mes de remuneración por año).
  3. Esta última indemnización será aumentada en un 50% si la causal fuese la número 8 del punto anterior (incumplimiento grave de contrato), y en un 80% si fuere otra.
  4. Otros montos adeudados, por ejemplo, sueldos o cotizaciones impagas.

Si necesitas ayuda con este tema, envíanos un correo a [email protected] y te ayudamos a resolverlo. Síguenos en Facebook o suscríbete a nuestro boletín mensual para no perderte nuestras próximas publicaciones. 

¡No te pierdas nuestros próximos artículos!

Suscríbete a nuestro blog y recibe una vez al mes nuestras últimas
publicaciones sobre derecho laboral, educacional, de familia y penal.
Prometemos no enviar spam! 😉

160 Compartir
Compartir160
Twittear
Compartir